En el 2018 todos los Zapatos que se vendan en Cantabria cambiarán de número

El Departamento de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Sanidad del Gobierno Cántabro, más conocido como “el de las gripes y los catarros”, ha encontrado que los pies de los cántabros y las cántabras no se corresponden en tamaño con los patrones internacionales: los pies y las hormas de los habitantes de la región son más grandes.

Para ello la Universidad de Cantabria ha realizado un estudio antropométrico de los pies de 3200 voluntarios de todas las edades, estratificados por comarcas y tipos de uñas. El resultado ha sido claro: “No ha habido forma de encontrar la pareja de cada pie. El programa informático ha mezclado unos pies con otros y hemos tenido que calcular todo a ojo. Los cántabros no se cortan las uñas y los ordenadores se vuelven locos”.

Pese a ello, Inés Carpines, la doctora en extremidades de dicha universidad, recomienda cambiar las hormas de los zapatos que se vendan en Cantabria en el 2018, subiendo un par de números la clasificación internacional: “Que se vea que somos los primeros en meter la pata y el pie”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria