El aeropuerto de Santander tendrá las pistas en forma de “W” para aterrizar cuatro aviones a la vez

La cada día mayor importancia del aeropuerto santanderino Severiano Ballesteros en el tráfico de pasajeros y carga ha llevado a los encargados de su gestión a encargar el proyecto de su ampliación al conocido taller de arquitectura Kalatraba, argumentando que “siendo una obra horizontal y sin alturas es imposible que se les caiga”.

Este afamado e internacional taller de diseño y construcción de vanguardia ha propuesto una solución novedosa: hacer una “W” con las pistas que haga tener cuatro en lugar de una en un espacio reducido. Así lograrían aterrizar cuatro aviones a la vez y se podría hacer una rentable torre de apuestas central para acertar las posibles colisiones.

La idea ha entusiasmado en la cercana capital que ve en esta letra una forma de colocar el nombre de Santander y su bahía en el mundo: Wahía de Santander. Una inicial que se verá desde las alturas y que permitirá a pilotos despistados identificar rápidamente el aeropuerto. Los detractores del proyecto han argumentado con contundencia que una “W” al revés es una “M”, y esto es lo que nos parece tanto cambio y diseño: “Una M o kaka”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria