Aparece en Noja un ciclista del equipo kazajo del Astana preguntando por el Tour

Aparece en Noja un ciclista del equipo kazajo del Astana preguntando por el Tour

La contrarreloj individual pirenaica del Tour 2019 ha tenido una noticia inesperada: un corredor del equipo kazajo del Astana ha seguido su camino cruzando la frontera española, deteniéndose 200 kilómetros después en la villa cántabra de Noja buscando la palabra meta. Sorprendidos, los clientes de la terraza “Qué bueno que viniste” intentaron ayudar al ciclista. Este, en un idioma un poco escandinavo, no paraba de preguntar por dónde se iba al Tour.

Se trata del corredor danés Magnus Nielsen, que se extrañaba que no hubiera gente en los laterales de las carreteras: “En Pau, después de veinte rotondas seguidas no sabía dónde estaba”. Nielsen no ha parado de pedalear desde la localidad francesa hasta Noja, equivocándose de ruta y de país.

Y siguió explicando su despiste: “No tengo muchas ganas de subir mañana sábado el Tourmalet. Por cierto, tiene buena pinta esa pizza cuatro quesos”. Al dueño le cayó en gracia el ciclista Magnus y le invitó a cenar: empanadas de carne y una gran pizza cántabra, con auténticas anchoas de Santoña”. De postre un plano de carreteras para volver a Francia. “God tur” (buen viaje en danés, en serio).

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)