El Capricho de Gaudí de Comillas, colegio electoral el 1-0

La consulta catalana del próximo 1 de octubre está teniendo repercusiones en Cantabria, la primera de ellas en la villa de Comillas. Uno de sus monumentos más significativos ha sido elegido como colegio electoral: el Capricho de Gaudí.

El Govern de la Generalitat en su afán reboteador (todo lo que me digan me rebota) y acaparador de todo lo catalán ha decidido que los residentes catalanes hasta terceras generaciones en Cantabria, turistas y simpatizantes del “procés” (léase “prusés”), puedan votar el domingo 1-0 en las mesas electorales que se colocarán en el interior, en el exterior o dónde se pueda del recinto del Capricho comillano.

La estatua de Gaudí también podrá votar. Ya lo dijo el filosofo medio barcelonès Ortega i Gasset: “Catalunya sóc jo i les meves circumstàncies”, algo que el presidente de la Generalitat repite constantemente.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria