Casi un centenar de Ciclistas caen al mar al contemplar en marcha el Centro Botín

El fin de semana pasado ha sido bastante accidentado en los aledaños del Centro Botín, recientemente inaugurado en Santander. El carril-bici que trascurre por debajo del edificio, y a un escaso metro del muelle sobre el mar, ha sido frecuentado por numerosos aficionados a la bicicleta y, por lo visto, al submarinismo. Casi un centenar de amantes del pedal han acabado en las aguas de la bahía.

Los accidentes siempre han ocurrido de la misma manera. Parejas, tríos, escaleras de color y pelotones de ciclistas, no se detenían cuando uno de ellos decía: “Fijaros en las pasarelas y las escamas del edificio”. Las mitades de las parejas, de los tríos y de los pelotones hicieron lo sugerido, acabando ellos y sus vehículos en el agua contemplado otras escamas: la de los curiosos peces que contabilizaban las caídas.

Estos -doradas y aligotes- llegaron a registrar cerca de cien caídas, avisando a Salvamento Marítimo cada vez que un ciclista no salía a flote, como el de la foto que preside la noticia. Los responsables del centro piensan grabar las caídas, subiendo a su web las mejores de cada mes que tendrán como regalo un pase gratuito de enemigo del Centro Botín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
Close
El otro diario de Cantabria