El Centro Botín fabricará una estructura circular en el edificio para el paso de drones

El Centro Botín fabricará una estructura circular en el edificio para el paso de drones

El edificio del Centro Botín en Santander prepara el primer gran cambio desde su inauguración hace dos años. Los dos grandes bloques metálicos y acristalados en forma de “pinball” van a dejar pasar por su estructura central a través de un anillo los diversos drones que quieran cruzar el espacio del centro.

Para ello se habilitará entre los dos edificios un gran aro metálico que cambiará de colores según los tonos predominantes en la bahía de Santander. Un anillo de dimensiones medianas, suficientes para el vuelo de todo tipo de drones: mensajerías, vigilancias policiales, fotografías de fiestas de novios desde las alturas, la drones… Otro anillo cultural casi arcoíris para la zona.

Un semáforo de colores situado la terraza regulará el tráfico y vigilará -gracias a un dispositivo informático programado por el taller de Seguridad Ciudadana y Creatividad del Centro Botín– las actividades ilícitas que se puedan cometer en su espacio aéreo: usar la cámara de los drones para ver con detalle las vestimentas de los paseantes de los colindantes Jardines de Pereda, espiar las charlas de las mesas de las cafeterías de los alrededores o la más grave de todas: ver gratis los exposiciones y actividades del centro.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)