Construyen una calzada romana de Castro Urdiales a Bilbao para solucionar los problemas de tráfico

Las habituales retenciones y largas colas de vehículos entre Castro Urdiales y Bilbao han sido estudiadas con y sin algoritmos por el Departamento de Atascos de la Escuela Técnica Superior de Caminos de la Universidad de Cantabria. Después de varios años de debates y propuestas la solución ha sido la construcción de una calzada romana como se hacía hace 2000 años.

Una calzada que ya se puede recorrer en los vehículos adecuados: bigas, cuadrigas, carros de caballos y todoterrenos con tracción animal. También se podrá hacer a pie o en vehículos de dos ruedas fabricadas en los primeros cuatro siglos, las más duraderas ruedas que hayan existido nunca.

La calzada llevará el nombre de Vía Agrippa, en honor al general y político romano que anduvo por los caminos del norte de Hispania hace veinte siglos. Se espera que a la próxima inauguración asistan sus descendientes, si encuentran en un mapa de época esta nueva calzada.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria