Copa del Mundo de Vela: el equipo chino castigado a hacer el Camino Lebaniego por quedar los últimos

La Copa del Mundo de Vela, recientemente terminada en Santander, ha tenido un inesperado final para el equipo chino de regatistas: prolongarán su estancia en Cantabria para hacer el Camino Lebaniego como castigo por quedar los últimos. Los resultados no acompañaron, quizás debido al cambio de alimentación: desayunos con sobaos y corbatas, comidas con cocido montañés y cenas con varias fuentes de rabas con cebolla.

Cada regatista ha engordado una media de cinco kilos y esto se ha notado a la hora de navegar. Además, los veleros chinos no llegaban a la meta de la Duna de Zaera hasta horas más tarde, quedándose sus tripulantes de pinchos en los bares de Puertochico: “Pin Choo ser invento chino”, justificó la pareja de la clase 470 con un trozo de tortilla de patata en la boca.

El jefe de la delegación china ha castigado a los deportistas a hacer todos juntos el Camino Lebaniego hasta la Puerta del Perdón, donde dejarán constancia de su arrepentimiento. Los que no estén de acuerdo esperarán la vuelta de sus compañeros en el Museo de la Tortura de Santillana del Mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria