Descubierta la Cuna del Castellano en la localidad cántabra de Polientes: es de madera y contiene inscripciones medievales

Las excavaciones realizadas en la localidad de Polientes, junto a la Iglesia de San Cristóbal, por profesores y estudiantes del Departamento de Filología Visigótica de la Universidad de Cantabria ha permitido descubrir, por fin, la cuna del castellano: es un objeto de madera con inscripciones en sus laterales que permiten datar su fabricación y uso alrededor del año 700.

Este objeto se cree que es una cuna, una pequeña cama de madera que debió mecer a los primeros infantes que hablaron castellano, que al parecer de los investigadores crecían muy rápido: “No hemos encontrado la pieza que corresponde a los pies”. La datación fue fácil y precisa al poder leerse en los laterales la frase: “Aquí durmió el Señor Rey Don Pelaio siendo ninio con mocos”. Se calcula que esto ocurrió a comienzos del siglo VIII, sobre el año 705, más o menos.

Otras inscripciones no se han podido traducir al contener palabras en varios idiomas -tales como “Stulte el que lo legit” o “Con un Quattuor i un seis faciem tuam retratorum-, indicativas del uso del latín mezclado con jergas infantiles y un calendario escolar sin mucha disciplina. Cantabria cuna del castellano… o por lo menos con una cuna medieval en castellano.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria