Descubierto un nuevo Picasso en el Palacio Museo de Elsedo. Se discute su ubicación futura.

Unas recientes obras en el Palacio Museo de Elsedo, en la localidad cántabra de Pámanes, han descubierto una pequeña estancia oculta en la planta baja donde se almacenaban multitud de documentos y algunos cuadros. Uno de ellos llamó la atención por su firma en la esquina superior izquierda: Picasso. Expertos venidos desde París han certificado su autenticidad, datando la obra en torno a 1911, en plena época cubista del pintor malagueño.

El albañil encargado de la obra y descubridor del cuadro, Adrián Damio, manifestó que a él le gusto el lienzo porque tenía una escalera en el centro: “El resto no lo entendí”. El propietario del museo, una acaudalada familia de constructores, ha puesto el cuadro a disposición de las autoridades regionales. Se sospecha que este llegó al palacio en los años 50 del siglo pasado, cuando el edificio era propiedad del artista austriaco Luis Krassig.

El director del Museo de Bellas Artes de Santander ha rechazado la oferta de exponer este cuadro en sus salas, por ser una obra “poco moderna”: “Solo tienen cabida en el museo pintores nacidos en el siglo XXI”. La Consejera Regional de Cultura, doña Inés Perta, declaró no conocer a Picasso, nombre que le sonaba a un monovolumen de Citroën. El alcalde de la ciudad sí que lo quiere para ser expuesto en su anillo cultural, dentro de un nuevo Centro de Interpretación dedicado a las Escaleras, mecánicas y picassianas. El futuro Centro Botín ha emitido un comunicado donde dice que no le importaría albergar en sus salas la obra, pero que hasta el 2022 no se terminará su construcción. Al cuadro le van a renombrar a este paso como “Escaleras en vía muerta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria