DGT: Nuevo radar en la ronda de Torrelavega para detectar Mocos al volante

La Dirección General de Tráfico quiere acabar con los malos hábitos de conducción de los españoles en general y cántabros en particular. Tras habilitar radares para la detección del uso del cinturón y de los móviles en los coches, ahora piensa fijar sus multas y sanciones en los conductores y acompañantes que viajen con mocos o estornuden circulando.

La DGT ha elegido Cantabria para las primeras pruebas anti-mocos y la ronda de Torrelavega como lugar ideal para localizar tanto conductor antihigiénico y peligroso. El radar, de última generación, no solo detectará los mocos sino su color. Mocos verdes tendrán una sanción de 200 €, mocos blancos 150 €, mocos duros 100 € y mocos infantiles 50 €. Los estornudos también serán acción sancionable, 300 € en el caso del conductor y 75 € en el de los acompañantes; el estornudo del conductor es un peligro para la circulación y el de otro viajero una distracción.

La campaña de la DGT irá acompañada de mensajes publicitarios donde se muestra a mocos incrustados en parabrisas y volantes: “Mocos al volante, peligro constante”. Abrir las ventanillas para desalojarlos también será objeto de sanción futura. Mocos, no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria