Donald Trump regala 1000 juegos de “Hundir la Flota Coreana” al Mundial de Vela de Santander para premiar a los ganadores (perdedores abstenerse)

En su reciente gira europea el presidente Donald Trump fue informado de la celebración de la Copa Mundial de Vela en la ciudad de Santander: “Ah, San… San Andrés como la falla californiana”. Enterado de que era competencias entre barcos (“¡Ah, ships!”) quiso regalar a los ganadores de todas las naciones el juguete de moda favorito de su hijo Donald Trump Junior: “Battleship o cómo hundir la flota coreana”.

Los mil juegos donados por Trump han llegado al Comité Organizador del Mundial que no sabe qué hacer con ellos. Su presidente quiere regalarlos a alguna asociación benéfica local como Amigos del Rifle Cantábrico o a la Cofradía de Semana Santa que más se parezca al Ku-Klux-Klan en su indumentaria.

La alcaldesa de la ciudad quiere aprovechar la ocasión para pedir al presidente norteamericano algunos juegos más, “para estudiarlos en los plenos municipales”. En contrapartida enviaría a Donald Trump varias cajas del juguete de moda local: “Las Rotondas locas”, con autobuses de 18 metros que no pueden rodearlas y coches en busca de la última casilla: el gran atasco en la super-rotonda final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
Close
El otro diario de Cantabria