El F.C. Barcelona va a cambiar la letra de su himno. Donde dice: “¡Barça!, ¡Barça!, ¡Baaaarça!” se cantará: “¡Conxa!, “¡Conxa!, “¡De-la-maaaare!”. Messi conforme.

Tras el incidente en el último partido del F.C. Barcelona contra el Eibar entre el jugador argentino Mascherano y un linier, donde el primero le dirigió al segundo la expresión “¡La concha de tu madre!” (traducción: “La vulva de tu progenitora”), luego trasmutada por “¡La concha de tu hermana!” (traducción: “El coño de tu pariente femenino fraterno”), el club ha decidido defender al jugador en todos los terrenos.

 

Para ello piensan llenar de conchas marinas el graderío del Nou Camp en su próximo partido como local ante el Villarreal. Se ruega a los socios y espectadores traigan conchas de todos los tamaños, de mejillones y lapas, de berberechos y santiaguiños (perdón, ho sonto molt: musclos, pegellides, esconpinyes i santiaguinyos). Abstenerse de presentarse con Conchas de carne y hueso. A los socios del fondo CUP se les permitirá pintar sus bivalvos con los colores de la estelada. El sector Convergencia sin Unión hará un mural oceánico con la foto de Artur Más junto a Jordi Pujol en camaradería. Otros grupos minoritarios pintarán de naranja sus conchas (Ciudadanos), azules (Partido Impopular) o moradas (Podemos). Los socios socialistas andan todavía en la playa de la Barceloneta buscando material nacarado. Por otro lado, a los peregrinos despistados del Camino de Santiago se les permitirá no colorear su concha o hacerlo con los colores del arco iris. Las peregrinas que hagan con su concha lo que quieran.

 

El cambio de letra del himno ha sido bien aceptado por los jugadores; Iniesta, su portavoz, ha declarado que ya tenía ganas de hablar catalán… y entenderlo. Mascherano, el jugador afectado, sancionado con dos partidos de suspensión, agradece al club su interés: “Qué gran club. Es Messi y un club. ¡La concha del president!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria