El Museo de la Evolución de Burgos descubre el “Homo Pasiegus”

Los trabajos de excavación en el yacimiento de Atapuerca (Burgos) están dando resultados sorprendentes. La campaña del último verano descubrió huesos de un homínido de hace 150.000 años poco emparentado con los de sus compañeros de grupo.

 

El lugar donde se hallaron los restos de este homínido, la Sima de los Elefantes, estaba rodeado de extraños restos de dulces fósiles que analizados con técnicas de extracción ultramodernas resultaron ser sobaos del Paleolítico Inferior. El hallazgo continuó al encontrarse pedazos entrelazados de avellano que recuerdan a un cuévano y una masa de tela negra y redonda, con un rabillo en el centro, que el experto antropólogo Slomo Sapiens no dudó en calificar como: “Señores, esto es una boina”.

 

La confluencia de indicios –sobao, cuévano, boina- han hecho concluir a los expertos del cercano Museo de la Evolución que nos encontramos ante una nueva especie antecesora: el “Homo Pasiegus”. El profesor Sapiens avanzó una teoría en la presentación del descubrimiento científico: “Es probable que desde el cercano valle del Pas alguno de sus habitantes se acercara a Atapuerca a cambiar sobaos por morcillas del lugar y no pudiera volver por causas que se desconocen”. El afamado cocinero Ferrán Adrià ha pedido al museo uno de estos fósiles de sobao para su deconstrucción y empleo en nuevas recetas. El alcalde de Vega de Pas ha solicitado el cráneo de este primer pasiego de la Prehistoria para su exhibición en un museo local, “donde se sentirá como en casa y rodeado de sus descendientes”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria