Encuentran un pelo en un plato del restaurante de Arguiñano y este se lo firma - El Diario Montanoso

Encuentran un pelo en un plato del restaurante de Arguiñano y este se lo firma

Un matrimonio de Torrelavega decidió celebrar sus bodas de plata en el hotel de Karlos Arguiñano en la localidad guipuzcoana de Zarauz. Tras una noche lujuriosa en la habitación 202, con vistas al mar Cantábrico de día, decidieron que a la mañana siguiente probarían las excelencias del restaurante del mediático cocinero, rico, rico en todas sus acepciones.

El menú degustación parecía prometedor y lo fue. El “Brick de doxelle de setas con puré de puerros” parecía un brick de puerros con puré de setas con esa salsa rara de champiñones. Y el “Prensado de pato, su boniato y salsa avainillada de asado” resultó un boniato con sabor a asado, con un pato degustando una ramita de vainilla.

El colmo de la comida fue un postre donde sobre el natilloso “Goxua quemado de la casa” apareció un pelo de color indefinido, textura firme y cosecha del 58. Después de realizar las protestas oportunas, el mismo Karlos Arguiñano les firmó el pelo. Nunca hubo un restaurante donde mejor les tomaran el pelo.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)