Enrique Iglesias: “Esta noche sí que ha sido una experiencia religiosa. Mañana me voy a Santo Toribio”

Estadio lleno. 24.000 personas. Media hora de retraso. Y Enrique Iglesias empezó pidiendo que le subieran la radio. Luego juegos pirotécnicos y banderolas, confetis y globos. Baile, mucho baile.

Ataviado con la pulsera del Año Jubilar Lebaniego dio las gracias a los organizadores y visiblemente cansado comento al final: “Esta noche sí que ha sido una experiencia religiosa”.

Encariñado con la historia del burro que no podía caminar con un leño a sus espaldas y se quedó en el Monasterio de Santo Toribio -el leño, no el burro- el artista con apellido Iglesias quiere conocer el Monasterio: “Sí puedo, y me esperan en mi jet privado, mañana me voy de peregrino”. “¿Bailamos?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria