El Gobierno Catalán abrirá una embajada en los Picos de Europa, montes europeos muy catalanes

La Generalitat catalana, en fase de expansión a lo largo y ancho de este mundo a través de su Red de Delegaciones y Oficinas de Cataluña, ha decidido extenderse a lo alto: abrir una embajada en el pueblo de Tresviso, una localidad cántabra en medio de los Picos de Europa.

Una embajada que será inaugurada próximamente de forma virtual por Carles Puigdemont, muy interesado en todo lo que sea montañas (Puigs) y montes (Monts). “Ha sido un mandato de nuestro presidente en el exilio que está cansado de no poder ver Puigs y Monts desde su residencia belga de Waterloo”, han declarado los señores Muntanya, Bosc y Puigneró, asesores respectivamente de Montaña, Bosques y Pirineos negros catalanes.

Los habitantes del pueblo piensan aprender catalán en diez lecciones para poder trabajar en la futura embajada, que muchos ya llaman “emsubida”. El alcalde sueña con un futuro aeropuerto que les permita viajar con sus quesos picones de acompañantes.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria