Grandes colas en el Hospital de Valdecilla para ser tratados con el “gas de la risa”

El Hospital Marqués de Valdecilla de Santander ha sufrido el pasado lunes grandes colas de pacientes que quieren ser tratados con óxido nitroso, más conocido como el “gas de la risa”. Este gas es utilizado en dicho hospital con las parturientas, que pueden así relajarse y recibir alborozadas y sonrientes a sus retoños y retoñas.

Conocido este hecho por los pacientes internados en el hospital, estos llamaron a sus familias y organizaron largas colas en la unidad de anestesia sin mucho dolor. La alegría imperante hizo milagros, curando catarros, dolores de estómago y alguna hepatitis en el momento. Los médicos del hospital, reacios a administrar el “gas de la risa”, se apuntaron a recibir su dosis terapéutica. “Hacía tiempo que no operaba en un estado de felicidad total”, comentó el jefe de cirugía y trasplantes de corazón.

El Parlamento de Cantabria ha pedido al hospital una partida de 500 capsulas de dicho gas, “para amenizar las sesiones de control, que la oposición se pone un poco pesada”. Esperan aumentar el pedido en la próxima legislatura para poder reírse con las actuaciones de un tal Felisuco, probable diputado y líder de un grupo parlamentario lleno de naranjas”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria