Guerras Cántabras: Este año perdieron los romanos al no aguantar la lluvia

Guerras Cántabras: Este año perdieron los romanos al no aguantar la lluvia

La celebración de las Guerras Cántabras en la localidad de Los Corrales de Buelna (Cantabria) ha tenido este año un desenlace diferente: han ganado los cántabros. El suave chirimiri, a ratos lluvia intensa, ha derrotado al ejercito romano no preparado contra este aliado natural de la población local: “Roma no nos ha mandado ni un paraguas”.

El general romano Marco Vipsanio Agripa declaró que “no mandé a mis legiones a luchar contra los elementos”, frase utilizada dieciséis siglos después por Felipe II para justificar su armada no invencible. Sus legionarios pensaban otra cosa: “Este bastardis se ha quedado en el Impluvium de Reinosum, calentito y seco”.

Los soldados romanos, mojados por todos lados, no sabían cómo resguardarse: “Estos escudos son un excrementorum”. El emperador Augusto, enfadado, ha prometido mandar el próximo año a Cantabria a sus legiones gallegas, “que no sabrán si van o vienen pero de chubascos y tormentorum entienden”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)