Jorge Lorenzo peregrinará hasta el Santuario de la Virgen de Garabandal (Cantabria) si gana el Mundial de MotoGP

En la disputa del mundial de motociclismo en la categoría MotoGP, el piloto mallorquín Jorge Lorenzo necesita un pequeño milagro si quiere lograr el campeonato en las dos carreras que restan para su terminación. A falta de correr en los circuitos de Malasia y Valencia, la ventaja de once puntos del piloto italiano Valentino Rossi parece difícil de acortar y superar.

Pero la ilusión de lograrlo no se pierde y un rayo de esperanza surgió en Australia. Tras su segundo puesto el pasado 18 de octubre, Jorge recibió la visita en el paddock del padre agustino Cristiano Virtuoso, que le contó el último mensaje de la Virgen de Garabandal: “Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Hay que hacer más esfuerzos por la salvación del mundo mundial. Solo un auténtico creyente, un caballero español montado en un brioso corcel, será capaz de traer a España la felicidad”. Escuchadas estas palabras, el reverendo padre Virtuoso pensó que se refería al Mundial de Motos, siendo el brioso corcel la Yamaha de Jorge Lorenzo y la copa el trofeo final.

Por ello, viajó hasta Melbourne, donde entregó al piloto del equipo Movistar dos rosarios grandes (de la virgen), un libro grande de mensajes (de la virgen), una botella de agua del río Nansa y unas corbatas del cercano pueblo de Unquera. Acompañó los regalos con un plano con la ubicación del santuario, ya que “Google nos sitúa en medio del mar Cantábrico”. El simpático encuentro concluyó con la petición a Jorge Lorenzo de peregrinar hasta el santuario de Garabandal si gana el mundial de MotoGP: “La Virgen de Garabandal es muy milagrera y logró que el Racing esté en 2ª B. Lo tuyo es más fácil para ella”. Jorge aceptó la invitación porque “necesito todas las ayudas, humanas y virginales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria