Jugando al escondite un ganadero de Pámanes no encuentra a sus vacas, ocultas en los bosques cercanos

La lectura de revistas especializadas de veterinaria ha llevado a un ganadero de Pámanes (Cantabria) a experimentar con sus vacas las recomendaciones de la británica Universidad de Kent. En un artículo del último número de “Cows Today” se aseguraba una mayor producción de leche de las reses que jugaban al escondite con sus granjeros.

Según los expertos ingleses las vacas que jugaban a este juego de esconderse con sus dueños volvían contentas y divertidas al establo, produciendo leche de mejor calidad y mayor cantidad.

Germán Tequilla, el inquieto ganadero de Pámanes, puso en práctica lo leído el pasado martes festivo dando libertad a su ganado para jugar por los alrededores al escondite. Hoy jueves sigue sin encontrar a sus vacas, bien ocultas en los montes cercanos. Germán las cría y ellas se juntan… en los bosques aledaños.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria