La berrea de este otoño en el Parque de Cabárceno va a ser protagonizada por los elefantes. Se rotará entre los diversos animales en el futuro.

Llegados a esta época otoñal, algunos animales sienten la llamada de la sangre y esta llamada no viene de ninguna Hermandad de Donantes por falta de cuotas. Como conocerán los lectores, en una berrea que se precie, lo primero es anunciar a bombo y platillo mediante bramidos quién es el más macho para, a continuación, pegarse con cualquier congénere que lo cuestione. Ha sido así desde los tiempos del pleistoceno, llenos de mamuts y rinocerontes lanudos, y sigue siendo así cada octubre en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria).

 

Pero este año, la Dirección del Parque ha creído más justo y equitativo rotar el espectáculo de la berrea, tradicionalmente realizado por los ciervos. Los servicios jurídicos del parque, consultados, han informado favorablemente, dadas las posibles demandas judiciales de otras especies, en particular de las hienas (donde esté una hiena que se quite un fiscal).

 

La Facultad de Veterinaria de León, encargada de la salud de la fauna cabarceniega, ha respaldado la decisión en un informe donde se manifiesta que “la rotación de la berrea tiene beneficios respiratorios y urológicos” y “fomenta la convivencia y el aprendizaje entre especies”. En un anexo apuntan empezar por los leones, símbolo de su Facultad. Pero, dada la presencia de elefantes ingleses visitantes en el parque, el turno ha recaído en estos proboscidios. Un atractivo turístico más del parque: “Pase y vea, los elefantes en berrea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria