La Casa de Cantabria en Barcelona tomada como Mesa Electoral

La Casa de Cantabria en Barcelona se encuentra en medio del elegante barrio de Pedralbes, en un palacete con bolera y restaurante. Un lugar privilegiado por su cocido montañés, sus anchoas del Cantábrico y sus bocadillos de rabas. Estos famosos bocadillos han sido la causa de que sus instalaciones hayan sido tomadas esta mañana como colegio electoral por los vecinos: “Ja que s’ha de votar, menjarem una mica” (“Ya que estamos aquí, comeremos un poco”).

Una mesa electoral, la de la Casa de Cantabria, que está admitiendo todo tipo de papeletas con todo tipo de mensajes: “Guriezo libre. Vivan sus alubias”, “Viva la buena merluza, pero que viva cerca”, “Pasaba por aquí y no les he dicho que no”, “Independencia para Santonya”. “Puigdemont: queremos queso picón”.

Unos vecinos que no quieren tener problemas con ningún tipo de colectivo y han bajado de sus casas cajas de plástico de todos los colores. Cada votante podrá depositar su papeleta en el color que más le guste. Advertidos de esta anomalía cromática, los mossos d’esquadra piensan intervenir, por fin, requisando todos los bocadillos de rabas y anchoas del lugar: “No són catalans”, han dicho el mayor y el menor de los mossos.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria