La Guardia Civil de Cantabria viaja a Cataluña con un cargamento de anchoas para maridarlas con cava del Penedés

La próxima consulta soberanista catalana del 1 de octubre está cambiando los modos de actuar de los cuerpos de seguridad del Estado. Cada autonomía va a enviar lo mejor de sus productos gastronómicos con el contingente de policías y guardias civiles destinados provisionalmente a Cataluña. El grupo de Cantabria partió ayer con un cargamento de anchoas.

“Vamos a intentar convivir unos días con la buena gente catalana”, declaró uno de los responsables de la conocida como “Operación Anchoa”: “Intentaremos maridar nuestras anchoas con el máximo posible de productos catalanes”.

Los destinados a la comarca de los embutidos cambiarán latas de anchoas por fuets. Los destinados a la localidad de L’Escala cambiarán anchoas por anchoas. Los afortunados que vayan al Penedés cambiarán el producto de Santoña por cava. “Si la operación sale bien, y se hacen más consultas, repetiremos con una “Operación Sobao” o una “Operación Orujo Lebaniego”. Cataluña será por unos días Catanchoas.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria