La Guardia Civil detiene en Reinosa al autobús del Racing de Santander por tráfico de jamones

El partido de futbol del pasado domingo entre el Club Deportivo Guijuelo y el Racing de Santander tuvo un doble desenlace para los futbolistas cántabros: perdieron el partido y su autobús fue detenido en Reinosa por la Guardia Civil al ser descubiertos un centenar de jamones en su portaequipajes.

La visita al campo de hierba artificial de la localidad jamonera de Guijuelo, con derrota final por 1 gol a 0, estuvo precedida de otra visita a la conocida fábrica “Chancho al Hombro”, donde los jugadores del Racing pudieron degustar toda clase de embutidos y llevarse algunos de recuerdo a buen precio. El jugador argentino Aquino disfrutó mucho con manjares que le recordaban a su tierra, algo que se notó después en el partido.

Un partido donde todo el campo olía a jamón, algo que desconcentró a los visitantes en cada jugada. Tras la tristeza de la derrota quedaba el consuelo de que las penas con buen jamón son menos. No pensaba lo mismo la patrulla de la Guardia Civil de Reinosa que algo se olía algo tras detener el autobús. Los jamones fueron decomisados y no se sabe qué hacer con ellos. El Juzgado de Reinosa los ha pedido para sí alegando que hay que conocer el cuerpo del delito. Continuará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria