La Monumental Corrida de la Feria de Santiago del sábado declarada en mal estado

La ganadería sevillana de la familia Algarra ha sufrido un inconveniente en su finca de “La Capitana” en la localidad de Almadén de la Plata. Los toros de esta dehesa, sabiendo el destino que se les preparaba en la Feria de Santiago de Santander, montaron una fiesta de despedida a sus doce compañeros en la que salieron bastante perjudicados la práctica totalidad de los participantes.

Los astados, reunidos junto a un bosque cercano, probaron todo tipo de hierbas y frutos silvestres, entre ellos unas peligrosas setas alucinógenas. Por la mañana, todo dispuesto para el viaje por carretera, el mayoral de la ganadería se dio cuenta de la imposibilidad del viaje. Los toros no solo hacían eses, sino todas las letras del abecedario, mugiendo en varios idiomas.

La Feria de Santiago santanderina se pierde una ganadería muy animada, quizás con más espectáculo que los toros habituales. La Concejala de Festejos y Vacas Autóctonas piensa traer unos toros tudancos en su sustitución: “A ver si el Cayetano, el Enriquito Ponce y el Ginés Martín se atreven a enfrentarse a unos cuernos de verdad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria