La nueva Turborrotonda de Santander dará acceso directo al Hospital de Valdecilla, sección crisis nerviosas

La turborrotonda próxima a inaugurar junto al Hospital Marqués de Valdecilla santanderino ha creado gran inquietud entre automovilistas y peatones. Nadie sabe cómo se va a poder entrar en ella y, peor, ¡cómo salir! La gerencia del hospital, anticipándose a los problemas futuros, ha ampliado la sección de Neurología para las futuras y predecibles crisis nerviosas que se produzcan. Un servicio con entrada directa desde la turborrotonda, salida 4A.

Para ello se construirá un edificio con vistas desde sus ventanales a la turbo-circulación. Un lugar donde los niños pueden esperar la remisión de los ataques de nervios paternos con juegos interactivos instructivos para su conducción futura -Deadly Race, Car Crush, Bloody Driver, Murderers of the Road-. Los viajeros sanos podrán hacer apuestas online sobre la cantidad de infracciones del día en la ciudad o sobre el número de heridos y muertos en las carreteras españolas.

Se proyectarán videos terapéuticos de conductores experimentados que contarán sus experiencias: “Yo me perdí en una turborrotonda holandesa y tardé tres días en encontrar la salida. Allí conocí a la que ahora es mi mujer, perdida como yo en la puten-rondpunt (turborrotonda en flamenco)”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria