La primera exposición gratuita de la Fundación Botín estará llena de calzoncillos y bragas

La eterna construcción del edificio de la Fundación Botín en Santander parece que está llegando a su fin. Sus directivos artísticos ya han diseñado la primera sala que podrá contemplar el público: los baños.

Aprovechando las grandes cristaleras que dan a la ciudad se han montado unos baños sin ninguna pared exterior, ni cristal más o menos opaco. Es el nuevo “art letrine” en el que se podrá mirar desde el fuera del edificio todo lo que ocurre en el interior. Un arte en vivo y directo donde se podrán observar las costumbres de los visitantes que vayan a hacer sus necesidades.

Se piensan habilitar unas gradas para este nuevo concepto expositivo en el que los paseantes y curiosos podrán puntuar calidades de culos y papeles higiénicos. La tienda de este nuevo museo venderá calzoncillos y bragas de diseño que podrán mostrarse en estos baños. “Por fin, un arte que entiendo”, ha declarado el Concejal de Cultura del Ayuntamiento, orgulloso de que el Anillo Cultural santanderino tenga unos urinarios bien visibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria