La tirolina de Alto Campoo llegará hasta el Mediterráneo: “Es todo cuesta abajo”, dice Revilla

El proyecto de crear una de las tirolinas más grandes de Europa en Brañavieja, Alto Campoo, ha crecido de tamaño. Ahora va a ser la más grande del planeta llegando desde la estación de esquí hasta el Mediterráneo siguiendo el cauce del rio Ebro, que para eso nace en esta zona montañosa de Cantabria. Casi mil kilómetros de tirolina.

La idea partió del antiguo Consejero de Educación y Deportes, Ramón Tañoso, como una actividad para las semanas de vacaciones escolares inventadas por su equipo de desgobierno. Una idea bien acogida por el presidente regional Miguel Ángel Revilla: “No hay problema: es todo cuesta abajo hasta el Mediterráneo. Para volver ponemos unas lanchucas que vayan río arriba”.

La tirolina más larga del mundo cruzará paisajes espectaculares, cañones y desfiladeros, pudiendo sus usuarios hacer paradas intermedias para tomar unos vinos en el casco viejo de Logroño o comprar unos caramelos adoquines junto a la basílica del Pilar de Zaragoza. Se aconseja llevar para el viaje tirolinesco la medalla de alguna de las vírgenes del recorrido y un diccionario español-tortosino (el idioma del Baix Ebre).

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria