La Virgen Bien Aparecida tutela con otras compañeras el despacho berlinés de Carles Puigdemont

La vida bastante solitaria del expresidente Puigdemont en un hotel de Berlín le ha llevado a intentar buscar nuevas compañeras de despacho. Primero fue la Virgen de Montserrat, después la Virgen del Pilar y ahora la patrona de Cantabria: la Virgen Bien Aparecida.

Tres mujeres que esperan subir la cuota femenina que los dirigentes independentistas tienen en sus gobiernos. Unas conocidas imágenes que pueden ayudar a atraer el voto Mariano. (Nota de la redacción: tanta advocación mariana por las vírgenes solo se explica por un repentino fervor Mariano, suponemos que en contra de Mariano, pero siempre con Mariano. Increíble pero posible).

Nuestra patrona regional, en buena sintonía con Montse y Piluca la de Fontibre, espera iluminar las decisiones del expresidente Puigdemont en el 155 aniversario de la Fundación en Barcelona de las Hermanitas de los Pobres. “Yo ya se lo he dicho”, nos comenta Bien Aparecida, “el 155 te va a dar suerte”. Los prodigios surgen en los sitios ArturMas inesperados y Torras más altas han caído.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria