Las almejas y pescados de la bahía de Santander huyen a mar abierto tras varias noches de actuación del barco salsero

Las almejas y pescados de la bahía de Santander huyen a mar abierto tras varias noches de actuación del barco salsero

La alarma ha saltado entre los pescadores y mariscadores de la bahía de Santander. Desde hace varios días no pueden extraer una almeja ni pescar una lubina. No están ni en los arenales ni en las aguas. Han desaparecido.

La causa parece ser las actuaciones nocturnas de un barco salsero que todas las noches recorre la bahía con una pista de baile flotante que repite los últimos éxitos de Mandinga o el eterno salsa remix “Súbeme la radio”. El colmo para los animales marinos y sus pescadores es el final de fiesta con la versión “La bahía es un carnaval”.

Varios bañistas nocturnos han tenido que ser tratados de extrañas migrañas y una colonia de pulpos ha acabado durmiendo en un garaje: “Se está más tranquilo que en la bahía”. Las almejas parece que han ido a visitar a sus familias gallegas, algo que también han hecho lubinas y otros pescados bien provistos de analgésicos.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)