Los Calendarios de Adviento que se vendan en Cantabria en el 2018 serán Candelarios y tendrán motivos regionales

Una costumbre navideña alemana se está infiltrando poco a poco entre los niños y familias de Cantabria: los Calendarios de Adviento. Esos calendarios con 24 huecos y chocolatitos en su interior, que se abren periódicamente del 1 al 24 del mes con más fiestas en España. Una costumbre foránea que no gusta en la Consejería de Festejos, Turismos y Años Jubilares de Cantabria.

Alejo Coso, el molesto consejero de lo festivo (perdón, el consejero momentáneamente molesto) quiere cambiar los motivos de estos calendarios haciéndolos más cántabros y cantábricos: “Que el día 1 te pueda aparecer una anchouca de chocolate, el 12 un sobao, el 20 un oso pardo y el 24 un par de bolos, como los de la foto que les hemos distribuido. Queremos ver nuestra flora y fauna en estos candelarios de moda: bisontes, garrapatas, tudancas, hipopótamos flatulentos…”.

La Consejería piensa hacer un listado de motivos regionales posibles, desechando el Museo de Bellas Artes de Santarder (por su facilidad en arder), el Centro Botín (por su facilidad de perder piezas cerámicas de su estructura) y los caminos del pueblo de Caviedes (siempre con peligro de argayos). Objetivo 2018: “Candelarios de los Advientos del Norte”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria