Los nuevos contenedores inteligentes santanderinos se pelean entre sí por ser el más listo

El Ayuntamiento de Santander, esta vez a través de su Concejalía de Inventos Paradójicos, ha diseñado unos contenedores inteligentes que saben en todo momento cuanta basura tienen en su interior. Una conexión satelital y una cámara telemétrica incorporada al cubo de basura saben en cada instante la cantidad de porquería acumulada dentro.

Unos contenedores inteligentes que están siendo probados en una de las calles más concurridas de la ciudad, la calle Tetuán, y que desde el primer día están emitiendo mensajes insultantes entre ellos: “Eres más tonto que el contenedor de vidrios, que no aguanta un chiste de borrachos”, “Anda que tú azul, el de los papelones, te preguntan que es un test y respondes que un número”. Así las 24 horas.

Lo triste, o divertido, de la noticia es la realidad: existen estos contenedores que tienen adosado un botón que debe apretar cada usuario para informar que introduce basura. Esta información llega a Dinamarca (si a “dk”, Dinamarca), que la procesa y la devuelve a la empresa concesionaria de turno para que intervenga o no. De paso, con cada aviso y adivinando en la página danesa cada usuario el porcentaje de basura del contenedor, se consiguen dos entradas para el cine si eres el que más se aproxima quincenalmente a la cantidad de basura real. ¿Reímos o lloramos?

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria