Los Rolling Stones quieren conocer el desfiladero de La Hermida, paraíso de las piedras rodantes

La rueda de prensa previa al concierto de los Rolling Stones (Piedras Rodantes) ayer en Barcelona deparó una sorpresa de la mano de Ron Wood: los Stones quieren visitar el desfiladero de la Hermida. Ron, vecino medio año de la ciudad de Barcelona, ha conocido las referencias del lugar del mundo donde más “stones” ruedan por las laderas de las montañas y las carreteras: un lugar de Cantabria lleno de cabras que juegan a la petanca con las rocas del lugar.

El deseo de conocer de primera mano las piedras del desfiladero de La Hermida se realizará después del fin de su gira “No Filter European Tour” (La Vuelta a Europa en 45 días sin tabaco) el próximo 22 de octubre.

Ron Wood quiere ofrecer un pequeño concierto en el Monasterio de Santo Toribio, si Mick Jagger está ese día para cantar “Sympathy for de Devil” (“Me cae simpático el diablo”), canción con la comenzó el recital barcelonés. El Gobierno de Cantabria, y su presidente en un helicóptero, están tarareando ya “Satisfaction”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria