Melendi cerró su concierto cantando con el público “Santander, la Marinera”

La gira del cantante asturiano Melendi recaló cerca de las playas del Sardinero y de la costa cantábrica. En un Palacio de Deportes casi lleno, la visión y aromas del cercano mar, algo inusual para un ovetense, presidió todo el concierto. El cantante declaró ante su público que “desde que me quité las gafas he querido conocer de primera mano el sabor de la mar. De hecho, mi canción “Hijos del mal” se debió llamar “Hijos del mar”.

Cada tema fue dedicado a personajes marinos. “Existen los ángeles” a las sirenas del Cantábrico y “Un amor tan grande” a las ballenas en celo. Las anchoas fueron el plato elegido para cantar “Mi casa no es igual”… con ellas en la cocina, tema que dedicó a la alcaldesa de la ciudad, la señora Igual.

La noche acabó con Melendi y todo el palacio cantando a coro “Santander, la marinera”, una habanera pegadiza que siguió tarareando Ramón Melendi Espina por los alrededores, hasta altas horas de la noche. La Fuente de Cacho fue el último lugar donde se le oyó cantar el tema. ¿Habrá aprendido Melendi en esta fuente la canción preferida de los racinguistas para sus próximos recitales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria