Misterio Resuelto: El Intercambiador de Autobuses de Santander fue diseñado por un niño de 8 años

Un niño de ocho años ha sido el diseñador de los controvertidos intercambiadores de autobuses de Santander, construidos sin cristales protectores de aires y lluvias. Las quejas de usuarios y vecinos de todos los barrios de la ciudad han llevado al padre del niño, Iñigo Telet, ingeniero de caminos, canales y falta de puertas, a confesar que fue su hijo el que jugando con los lápices y los rotuladores dibujó lo que luego fue aprobado.

La empresa del padre, Intercambia-Tus, acepto los bocetos del niño por su viveza de colores y gracia en el dibujo de los autobuses. “No es por que sea tu hijo, Iñigo, pero este niño llegará lejos en esto del diseño. Creo que le vamos a contratar en tu lugar”, comentó el director de la compañía.

El jovencito había dibujado unas marquesinas con escasa techumbre y ninguna protección contra la lluvia o el sol que fueron rápidamente fabricadas y testadas en un túnel del viento: le entraban todos los aires. El abuelo del niño ya lo había avisado: “No es conveniente levantar ni castillos ni intercambiadores en el aire”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria