Misteriosa desaparición de la maqueta del Titanic en Santander

Desde la pasada semana se ha podido ver en la Plaza Porticada de Santander la mayor maqueta conocida del transatlántico “Titanic”. Esta maqueta de doce metros de largo -o eslora- y tres de alto –más o menos- es el centro de una pequeña exposición sobre el naufragio del barco de Leonardo di Caprio y Kate Winslet.

Pero a la hora de apertura de la exposición el pasado lunes se comprobó que esta no estaba en su lugar. La maqueta había “volado”. Las cámaras de seguridad dieron con la clave: un grupo de remeros vestidos de blanco y gritando “¡Aupa Pedreña!” se llevaron a hombros, aprovechando la medianoche, el gran armatoste hasta el cercano mar donde, atando el Titanic a una trainera, cruzaron la bahía a remo hasta su pueblo.

Los remeros han intentado aprovechar la maqueta para entrenar, pero esta se hunde y no para de sonar una música extraña mientras este Titanic vuelve a naufragar. La Comandancia de Marina de Santander y alrededores trata de recuperar la maqueta, pero los pedreñeros no la piensan devolver hasta que no se les compre un taco de 500 papeletas de lotería de Navidad de la Lonja de Pescadores local.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria