Un museo con forma de queso será la sede santanderina del Centro de Arte Reina Sofía

La empresa que está detrás del archivo Lafuente, una multinacional del queso especializada en Mozzarella y Mascarpone, con sede en Heras (Cantabria), ha emplazado a los gestores del Museo Reina Sofía a edificar su sede santanderina con forma de queso blanco natural en lonchas. “O aceptan queso como animal de compañía o me llevo mi colección a otro lado”, ha declarado el fundador de las queserías.

 

Para su próxima reunión con los responsables culturales de la ciudad, de la región y del estado, su propuesta es clara:

 

– Cada sala tendrá nombre de variedades de queso. La del queso picón irá en los sótanos.

– Habrá cuadros emblemáticos del tema en sus paredes: “Quesos blandos” de Dalí, “Autorretrato con queso” de Picasso, “Saturno devorando sus quesos” de Goya y “El jardín de los deliciosos quesos” de El Bosco. Si no los encuentran, que los pinten.

– La tienda oficial del museo ofrecerá al menos treinta variedades de quesos entre ellos el famoso Gouda con Coca Cola, especialidad de la fábrica cántabra.

– El logotipo del museo deberá ser un inmenso queso gruyere, con o sin ratones, a elegir por los diseñadores.

 

El alcalde de Santander, de gira por el futuro año 2100, no piensa asistir al acto no vayan a exigirle también que su anillo cultural sea una inmensa rueda de queso suizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria