Museo de la Tortura con Agua: nueva atracción en Santillana del Mar

La villa medieval de Santillana del Mar contará pronto con un nuevo espacio turístico: el Museo de la Tortura II, un museo ampliación del ubicado en otro lugar del pueblo, dedicado a los tormentos y penalidades que pueden darse con el agua. Un elemento de sufrimiento que los chinos refinaron hasta el extremo de que los presos terminaban cantando “Singin’ in the Rain” (“Cantando bajo la lluvia”) en el idioma que el verdugo les pidiera.

El nuevo museo reunirá antiguos tormentos inquisitoriales con nuevas torturas contemporáneas. Una de ellas fue puesta en práctica el pasado fin de semana: Total FloodingInundación Integral. Nada de gotas chinas, ni breves inmersiones acuáticas: un metro de agua para sepultar todo objeto animado o inanimado. La demostración se realizó en el aparcamiento de la villa, sumergiendo 60 coches de todos los modelos, alguno navegable por momentos.

Este nuevo Museo de la Tortura II incorporará una sección dedicada a la fontanería, donde se podrán vivir las penalidades de un vecino con las fugas de agua del piso de arriba, y otra a las duchas donde el visitante podrá helarse con agua bien fría o escaldarse con agua bien caliente. Próximamente.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria