Un Neandertal pasiego inventor de la Aspirina

La noticia ha dado la vuelta al mundo: los Neandertales, precursores de los Homo Sapiens, se lavaban los dientes y mandaban a sus hijos a poner la mesa con primitivos platos y tenedores. Aunque esto ocurrió hace más de 40.000 años, pinturas rupestres encontradas en cuevas cercanas al rio Pas muestran a figuras humanas pintadas en rojo haciendo estas tareas ante la asombrada presencia de varios bisontes y un mamut.

Esta semana, la revista Primitive Man, estudiosa de los hombres y mujeres prehistóricos, reveló que en un lugar de Cantabria conocido por Monte Castillo, una cueva con todas las comodidades del Paleolítico (aunque con escasa cobertura para móviles en su interior), unos Neandertales usaban aspirinas naturales para aplacar sus dolores de cabeza.

La cueva, cercana a Puente Viesgo, era una pequeña farmacia expendedora de bolitas hechas de la corteza medicinal de un árbol del entorno, el sauce blanco. Se desconoce el nombre del descubridor de las bolitas, pero las excavaciones hechas en el lugar ya indican que en aquellos tiempos había espionaje industrial al aparecer unas siglas que forman la palabra Bayern en una oquedad cercana. Los neandertales alemanes de entonces eran insaciables. Como ahora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria