Nueva plaga en Cantabria: estacas antivampiros en las viñas

El verano en Cantabria se está llenando de cambios climáticos, con invasiones de avispas asiáticas, turistas azerbaiyanos, arquitectos que hubieran diseñado el Centro Botín con otras formas (media luna, medio sol, medio mapa del tesoro…) y una nueva moda llegada de los lejanos Cárpatos rumanos: las estacas antivampiros.

Estos palos, de moda en todas las playas mediterráneas para mantener a raya de mordeduras los cuellos mayormente femeninos, son conocidas como “Repele-vampiros”. Una partida de 2800 de estas estacas de gran tamaño llegó con nocturnidad al puerto de Santander que distribuyó los contenedores entre la Asociación de Viticultores de Uvas y Helados (la A.V.U.HELA.), que utilizó tamaños maderos para ser clavados en varios viñedos como guía de uvas.

Los heladeros adscritos a la A.VU.HELA. han pedido pequeñas partidas de estas estacas para hacer los palos de sus polos Drácula y Vampir. La Consejería de Agricultura y Plagas Extrañas recomienda reforzar los efectos antivampiro con mayores dosis de Rayos Uva y comercializar los vinos bajo la denominación costera de “Sangre de Ajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria