Nuevo incendio del Museo de Bellas Artes de Santander: el investigador judicial manda repetir el fuego

El incendio ocurrido la pasada madrugada del 20 de noviembre en el Museo de Bellas Artes de Santander está siendo investigado por la fiscalía de fuegos de azar del juzgado de pirómanos menores y mayores santanderino. Esta fiscalía ha encargado al especialista Roque Madura la investigación del caso para saber lo ocurrido, más allá de los escasos indicios existentes: media tonelada de cenizas.

Dado que al edificio original no le queda mucho material combustible, este investigador judicial está buscando un nuevo edificio cercano para repetir el incendio “y así poder recrear el escenario del crimen y ver a los bomberos en acción, algo a lo que me encanta jugar con mis hijos”.

Para ello necesita quemar otros 28.000 libros y documentos, además de algunas obras de arte que sobren en algún despacho. “Va a ser el primer incendio científico de la historial judicial” ha declarado el candidato a pirómano. El fiscal-jefe de los juzgados santanderinos ha solicitado el traslado del señor Roque Madura a la fiscalía de materias radiactivas, “a ver si las quema también”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria