Nuevos robos en Campoo: ahora se llevan medias iglesias

La ola de robos de campanas en ermitas e iglesias rurales que asola el sur de la región va aumentando: ahora se llevan medias iglesias. La Guardia Civil sospecha de levantadores de piedras de varias nacionalidades, con el campeón búlgaro Bohumil Khilos al frente de ellos.

La iglesia de Santa Eulalia en Mataporquera ha sido su último objetivo, dejando al templo con la mitad de sus piedras, bancos, altares y sacristía. En el hueco surgido han dejado su firma: “De nada”. El párroco del lugar, petrificado, no sabe cómo va a poder ejercer sus labores en el futuro: “Van a poder ver los bautizos y las comuniones desde Palencia”.

El grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil también anda bastante extrañado; el brigada al frente ha declarado que desconoce para qué quieren los ladrones tantas piedras y ha pedido a la Interpol ayuda, por si algún especialista europeo en piedras y menhires puede dar con la clave. Desde Francia quieren mandar a un tal Obelix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria