El osezno Beato, capturado recientemente, quiere hacer el Camino Lebaniego y ganar el Jubileo

La reciente captura de un pequeño ejemplar de oso pardo en la localidad lebaniega de Cambarco ha hecho a este animal muy conocido por todos los medios de comunicación. Las peticiones de entrevistas y fotos no cesan y Beato, nombre que le pusieron sus cuidadores, está aprovechando la ocasión para asegurarse su futuro.

En unas declaraciones hechas a Tele-5+5 ha solicitado que le den de comer como el Dios de los Osos manda, nada de manzanas viejas y cerezas agrias: un buen salmón noruego acompañado de una montaña de ensalada de aguacates y algas; y de postre un caldero lleno de miel de mil flores con sus galletas, “para mojar”.

Beato, cuando se cure de sus heridas, quiere recorrer el Camino Lebaniego y ganar el Jubileo final en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana: “Me encantaría hacer amigos por esos montes y saludar a la familia. Creo que en el futuro puedo ser un buen guía turístico”. La Consejería de Veterinaria y Turismo quiere hacer de Beato un reclamo publicitario: “Nada más grato que conocer a Beato… y su Cantabria infinita, más o menos”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria