Osos Pardos piden comida a los peregrinos del Camino Lebaniego

La falta de comida por las cumbres cantábricas y los Picos de Europa está llevando a las diversas familias de osos pardos lebaniegos a buscar su sustento de todas las maneras posibles. La familia de Osos Pardos afincada en las cercanías del pueblo de Caloca ha decidido en una asamblea celebrada en el Centro de Interpretación del Orujo, los Osos y otros Quesos Ahumados de Tama, pedir a los peregrinos alguno de sus bocadillos y sobaos.

La Osa Mayor, portavoz del colectivo, ha declarado que “es triste tener que pedir pero más triste sería robar… o comerse a los peregrinos con hierbas y té del puerto”. El grupo de osos lebaniegos se ha situado en alguno de los lugares emblemáticos del Camino Lebaniego donde sugieren a los caminantes “trick or treat”: “o hacemos un trato o te hacemos trickzas”.

Llevan recogidos dos centenares de bocadillos de jamón, doce pizzas sin hornear y un montón de golosinas. La foto con ellos, para inmortalizar el susto, cuesta 10 euros “para que coman la Osa Menor y sus hermanos”. (Chiste del día: el presidente del gobierno de Cantabria “apuesta por la Educación para evitar confrontaciones”… después de tres meses de peleas en su Consejería de Educación).

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria