Pau Gasol no puede entrar por la Puerta del Perdón por problemas de altura

Pau Gasol, pívot de los San Antonio Spurs, inició sus vacaciones hace un mes tras caer eliminado su equipo en la final de la Conferencia Oeste de la NBA. De descanso por tierras hispanas quiso conocer el lugar donde Jean Michel Jarre realizó su último concierto: “Me encanta Jarre, me llena de oxígeno para jugar”.

El pasado fin de semana emprendió el Camino Lebaniego en su último tramo, subiendo de Potes al Monasterio de Santo Toribio de Liébana por el carril de vehículos lentos. A su llegada a la explanada, y tras ser reconocido por otros peregrinos, quiso pasar por la Puerta del Perdón, pero no pudo entrar al leer una señal de limitación de altura: solo hasta dos metros de alto.

Recibido y consolado por el abad franciscano del monasterio le fueron perdonados sus pecados baloncestísticos. Tras solicitarle un autógrafo (Gasol al abad) intercambiaron estampitas: un Lignum Crucis lebaniego por una espuela –Spur– de San Antonio. Ambos se desearon una temporada 2017/18 llena de triples.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
Close
El otro diario de Cantabria