Perdidos un grupo de jubilados canarios al no encontrar su autobús a la salida del Centro Botín

Un grupo de jubilados canarios ha tenido que hacer noche en el salón de actos del Centro Botín tras visitar las exposiciones y hacerse centenares de fotos en las pasarelas y terrazas del edificio. Su autobús no les esperaba en las cercanías. Una patrulla de movilidad les avisó que la grúa municipal se lo había llevado.

Los jubilados eran integrantes de un programa de vacaciones del Imserso que aprovecha el invierno canario para que los abuelos conozcan lo que es el chirimiri y los sobaos del norte. Tras la visita guiada al interior y exterior del Centro Botín (“Muy bonita la bahía, aunque los cuadros de dentro marean un poco”) se encontraron con el problema de la falta de transporte. Tras muchas vueltas y revueltas decidieron quedarse dentro del edificio hasta que alguien les rescatara.

La noche fue productiva: los comensales del restaurante del centro -El Muelle- pudieron degustar un estupendo mojo picón con papas preparado por el chef del grupo amenizado por canciones canarias cantadas por los abuelos y abuelas que, ahora, no quieren irse del Centro Botín ni que aparezca su autobús.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria