Un peregrino del Camino Norte de Santiago castigado con 100 padrenuestros por comer una galleta en una iglesia del recorrido cántabro

Un peregrino del Camino Norte de Santiago castigado con 100 padrenuestros por comer una galleta en una iglesia del recorrido cántabro

La llegada del verano atrae a numerosos peregrinos de todos los rincones del mundo a Cantabria. Su Camino Norte de Santiago es más fresquito que otros caminos y por el transitan diariamente centenares de personas. Una de ellas, de nacionalidad sueca y aficionado a las galletas, tuvo un incidente en la iglesia de San Pedro de Noja por reponer fuerzas en el interior del templo.

Gustav Svarsdård, nombre del peregrino, hacía una pausa en la etapa del día entre Laredo y Güemes a mitad de camino, en Noja. Una pausa que le ha costado ser castigado con 100 padrenuestros por el párroco del lugar que le afeó su conducta: “Aquí no se comen galletas, ni siquiera las que se llaman Ave María”.

Gustav no entendió lo que pasaba, pero vio estampada en su credencial de peregrino un sellito rojo con la cifra de 100, algo que le hizo ilusión: “De har gett mig en medalje för att ha gjort 100 km på tre dagar” (“Se va a poner contenta mi madre. Me han dado una medalla por hacer 100 kilometros en tres días”).

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)