Preocupación en el Hospital de Valdecilla: el Robot Da Vinci quiere dedicar su tiempo libre a preparar sus platos de cocina preferidos

El hospital Marqués de Valdecilla de Santander cuenta con una nueva maravilla tecnológica y quirúrgica: el robot Da Vinci, que lo mismo corta un apéndice en mal estado o un solomillo de vaca tudanca. Un robot con mucho tiempo libre que se aburre en los quirófanos y quiere preparar sus platos de cocina preferidos.

El pasado fin de semana, con 48 horas por delante sin operaciones con humanos, Da Vinci se dedicó a cortar con precisión rodajas de un salmón que luego preparó al horno a la papillote, una docena de escalopines de cerdo todos iguales en tamaño y grosor y, de postre (como puede verse en una foto de su autograbación cortando una uva), una macedonia con cada fruta partida perfectamente.

Descubierto ayer lunes estas habilidades culinarias del robot, el Jefe del Servicio de Cirugía General del hospital no sabe si desconectarle sábados, domingos y festivos o aprovechar sus capacidades para cortar bien una pizza o preparar la próxima comida de Navidad. Da Vinci se ofrece para preparar mil o cien mil espaguetis todos parejos y perfectos.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria