Puigdemont quiere borrar del mapa todos los lugares de Laredo donde pasó sus vacaciones del año 2005

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha iniciado una campaña de borrado de su pasado españolista y de su presente belga. Ha comenzado por su actual casa en Waterloo (Valonia), desaparecida del mapa en Google Maps al modo moderno de pixelar edificio y jardines. Después ha seguido con su casa de alquiler y otros lugares de vacaciones del verano de 2005, transcurrido en Laredo (Cantabria).

Los visitantes de la aplicación de Google de la villa de Laredo han visto esfumados casas y restaurantes, tramos de la Playa de La Salvé y la mitad de la Puebla Vieja donde deambuló con su pareja, entonces española. Laredo es ahora en Google todo bruma y pixeles.

Tras el éxito en lograr que Google borré sus lugares emblemáticos, el grupo de abogados flamenco-catalán-albanés-suizo-ecuatoriano piensa seguir demandando borrar del mapa gran parte de la ciudad de Gerona, el Palacio de la Generalitat al completo y media Rumania, país natal de su pareja actual Marcela Topor. Sus compañeros de viaje independentista esperan que en este nuevo empeño se borre del mapa a sí mismo. El alcalde de Laredo solo quiere que se meta los pixeles por donde le quepan y deje a la villa tranquila y visible.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria